viernes, 29 de octubre de 2010

La tormenta perfecta.



Normalmente asociamos esta palabra a un fenómeno meteorológico local, cuya forma más habitual y benigna evoca tardes y noches de calor casero y olor a café y que en sus manifestaciones más agresivas provoca molestos atascos, daños variados e inundaciones y sólo muy raramente (y normalmente asociado a una desgraciada sucesión de casualidades o imprudencia) ocasiona daños personales graves o muertes. Esto en nuestro afortunado "primer mundo", porque no son las mismas tormentas ni las mismas consecuencias las que asuelan zonas ya suficientemente deprimidas (Caribe, Sudeste Asiático, ...).

Pero hay otro tipo de tormentas mucho más peligrosas para nuestra desarrollada sociedad y a las que apenas se presta atención. No tanto la opinión pública (no tenemos que estar al día de todo lo que puede suceder) sino nuestros "queridos" gobernantes mundiales, cuya visión no suele ir mucho más allá del final de su mandato y en lo relativo a desastres naturales se limita normalmente a repetir la letanía "Virgencita, virgencita que me quede como estoy" y todas sus variantes en las distintas religiones que tanto ayudan a nuestro desarrollo como civilización.

Me refiero a las tormentas solares.

Como muchos de vosotros sabéis, el funcionamiento interno del Sol provoca ciclos de manchas solares cuya periodicidad fundamental (aparte de alguna anomalía cronológica más complicada de explicar) es de once años. Actualmente estamos acercándonos al máximo de uno de estos ciclos (durante al año 2011 con final en el año 2012). Durante este tiempo el número y tamaño de estas manchas solares aumenta y provoca erupciones y eyecciones (se podría decir eyaculaciones pero le quitaría el pequeño toque científico al post) de materia solar: partículas cargadas eléctricamente, plasma solar y todo tipo de radiación electromagnética asociada (incluso rayos X: tachaaaaan!).

La posición de las manchas solares en el momento de la eyaculación (ya estamos...) de materia solar es la que decide si tendrá incidencia en la Tierra o no. Evidentemente si esa .......... (rellenar la línea de puntos) se produce cuando la mancha solar "apunta" a la Tierra tenemos una tormenta solar uno o dos días después (la velocidad de esas partículas es muy inferior a la de la luz, que tarda 7 minutos en llegar a la Tierra desde el Sol).

Usando la analogía con las tormentas "convencionales", las tormentas solares, en sus manifestaciones más benignas (el 99.9% de las veces) provocan unas maravillosas auroras boreales (hemisferio norte) o australes (hemisferio sur) cuando las partículas cargadas penetran (y daaaale...) el campo magnético de la Tierra por sus polos. Los afortunados nórdicos (altos, rubios y de ojos azules) salen fuera de sus casas y sacan fotos que a todos nos fascinan. Los afortunados mediterráneos con mucha pasta, se cogen un avión y van a ver a los afortunados nórdicos que les enseñan orgullosos ese espectáculo celestial.



Sin embargo, existe una pequeña posibilidad de que suceda la Tormenta Perfecta. De hecho ya sucedió hace un segundo de tiempo en términos astronómicos. El 1 de Septiembre de 1859 el astrónomo inglés Richard Carrington realizaba un dibujo de un enorme grupo de manchas solares mientras las observaba en una proyección de su telescopio. Mientras lo hacía, las manchas intensificaron su tamaño y repentinamente un chorro de luz blanca emergió de ellas. Corrió a buscar a un compañero para mostrarle ese increíble fenómeno. Cuando volvió pocos minutos después las manchas habían desaparecido hasta convertirse en pequeños puntos.



Poco antes del amanecer del día siguiente, todos los los cielos de la Tierra se llenaron de auroras de intensos colores (rojo, verde, púrpura, ...) incluso en latitudes cercanas a los trópicos. ¡Qué bonito!

Los sistemas telegráficos enloquecieron. Chispazos y descargas afectaron a los operadores telegráficos y el papel de los telégrafos se quemaba. Incluso desconectadas las baterías que alimentaban los sistemas, las corrientes inducidas en los cables permitían transmitir señales.

¿Cuáles serían las consecuencias actuales de una Tormenta Perfecta? Imaginaos la dependencia brutal del mundo (el opulento y orgulloso "primer mundo") de las telecomunicaciones y el suministro eléctrico. Satélites, antenas de comunicación, transformadores eléctricos, líneas de suministro, ... todo ello se vería brutalmente afectado.

En 1989 una pequeña tormenta geomagnética (comparada con la de 1859) dejó durante 9 horas a la provincia de Quebec sin electricidad, afectando también a zonas de EEUU e Inglaterra.



¿Estamos preparados para ella? NO. ¿Hay planes de qué hacer o cómo afrontar una catástrofe como esa? POCOS Y MAL DOTADOS ECONÓMICAMENTE.

Actualmente la NASA posee un plan llamado "Solar Shield" en el que se intentan detallar las medidas a tomar para proteger el sistema de transporte eléctrico de EEUU. En Europa, que yo sepa (seguramente me equivoque) no existe un plan parecido.

La propia NASA realiza un seguimiento constante de la actividad solar en relación con la Actividad Extra Vehicular (EVA) de sus astronautas, ya que una exposición a una tormenta de este tipo en un paseo espacial es muy probable que condenase a morir por sobreexposición a las radiaciones al astronauta afectado.

Análogamente, los satélites de comunicaciones y los sistemas de emisión y recepción que actualmente se ponen en funcionamiento, raras veces están preparados para una situación de este tipo. Es obvio que los antiguos, que llevan años en funcionamiento, quedarían absolutamente fuera de servicio dejándonos sin TV, radio, telefonía móvil y un sinfin de servicios que dependen de nuestras telecomunicaciones.

Seríamos un reflejo de esas sociedades sin recursos que son azotadas por los desastres naturales ante nuestra indiferencia a medio y largo plazo.

Bajo una Tormenta Perfecta, el Katrina venido del espacio a mostrar todas las miserias de nuestra opulenta sociedad de la información con pies de barro, somos más vulnerables que el más pobre de los países del mundo. Qué paradójico.

PD (I): Si tenéis interés en el tema os recomiendo spaceweather y SDO. Este vídeo es de una erupción sin consecuencias geomagnéticas producida el 27 de Octubre de 2010: solartwister

PD (II): Este post está dedicado a Jon por tres motivos: por amigo, por liante y porque esto le gusta.

16 comentarios:

  1. Jajaja, lo suponía, como buen científico. No esperarías que todo fueran elogios, no? ;)

    ResponderEliminar
  2. Llevo tiempo oyendo hablar de esto y me parece muy interesante e inquietante. Solo falta decir que todo coincide con las fechas del calendario maya. 2012 fin del mundo? xdd

    ResponderEliminar
  3. A mí no me importaría pasar una semana sin electricidad y a cambio veo auroras por aquí cerca...

    ResponderEliminar
  4. Increible! Me has enganchado (ehhh) de principio a fin.
    Se agradece que lo cuentes y lo expliques de una manera tan fácil.
    Espero ansioso lo próximo!

    ResponderEliminar
  5. muy interesante.
    deberíamos incluir estas cosas en la publicidad
    de la campaña de #votaenblanco

    ResponderEliminar
  6. Wow, impresionante. Con ganas de leer tu siguiente post!

    ResponderEliminar
  7. Joderrr, eres un crack... Y yo que pensaba que la tormenta perfecta era Mourinho cuando pierde... Quiero ya otro post como este...

    ResponderEliminar
  8. Joder! creo que no sois conscientes aún de lo que hemos reclutado!!!! xD
    Brutal!

    ResponderEliminar
  9. Sin electricidad y con la excusa de la tormenta perfecta y de que el mundo se va a acabar, se podrian hacer muchas cositas... ejem, ejem... y ya me entendeis xD

    Fuera bromas osonando... gran articulo, si señor :)

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos los que lo habéis leído. Al ser el primero siempre ayuda mucho el ánimo y el cariño, pero en el siguiente (que a ver que sale...) hay que dar caña ya.
    He agradecido a Jon que me invitase a escribir aquí y aprovecho para agradecer a los compis de blog que me hayáis acogido tan bien.

    ResponderEliminar
  11. Magnífico post. Muy interesante !!! Precisamente, hace un par de días busqué por internet el fenómeno de la auroras boreales y tu me lo has aclarado. Esperemos que esta tormenta perfecta no llegue.

    ResponderEliminar